Inicio > Salud > Leptina & Resistencia a la Leptina: Todo lo que Necesitas Saber

Leptina & Resistencia a la Leptina: Todo lo que Necesitas Saber

Muchas personas creen falsamente que el aumento (y la pérdida) de peso se debe solamente a las calorías y a una feroz batalla (eterna, en algunos casos) contra la fuerza de voluntad.

Sin embargo, la investigación moderna sobre la obesidad no está de acuerdo con esta afirmación simplista. Los investigadores señalan cada vez más a una hormona llamada ‘Leptina’, no como causa única, pero sí relacionada con una patología multi-factorial como lo es el sobrepeso y la obesidad (1).

1. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25232147

Se cree que la resistencia a los efectos de esta hormona (llamada resistencia a la leptina) es ahora un importante impulsor del aumento de grasa en seres humanos (2).

2. http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0026049514002418

En el video que debajo abajo, el Dr. Stephan Guyenet, investigador en obesidad y blogger, explica todo lo que necesitas saber sobre la leptina y cómo está implicada en la obesidad.

Conociendo a la Leptina – La hormona “Maestra” que Regula el Peso Corporal

La leptina es una hormona producida por las células grasas del cuerpo (tejido adiposo) (3).

3. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12439643

A menudo se la conoce como la “hormona de la saciedad” o la “hormona de la inanición”. El objetivo primario (o tejido diana) de la leptina está en el cerebro, particularmente en un área llamada hipotálamo. Se supone que la leptina debe decirle al cerebro que tenemos suficiente grasa almacenada, que no necesitamos comer más y que podemos ‘quemar’ calorías a un ritmo normal (4).

4. http://joe.endocrinology-journals.org/content/223/1/T25.long

También tiene muchas otras funciones relacionadas con la fertilidad, inmunidad, función cerebral y otras (5).

5. http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1550413113002003

Sin embargo, el papel principal de la leptina es la regulación a largo plazo del equilibrio energético, que es la cantidad de calorías que ingerimos y gastamos (explicado de forma muy simplista), y la cantidad de grasa que almacenamos en nuestro cuerpo (6).

6. www.nature.com/nature/journal/v395/n6704/abs/395763a0.html

El funcionamiento de la leptina evolucionó para evitar que pasáramos hambre o comiéramos en exceso, lo que nos habría hecho menos propensos a sobrevivir en el medio ambiente natural, con las presiones selectivas a las que se enfrentaba el ser humano en tiempos pasados. Hoy en día, la leptina es muy efectiva para evitar que nos muramos de hambre. Pero algo está ‘fallando’ en el mecanismo que supuestamente nos impide comer en exceso.

La leptina es una hormona producida por las células grasas del cuerpo (adipocitos). Su función principal es regular la cantidad de calorías que comemos y ‘quemamos’, así como la cantidad de grasa que está alojada en nuestro cuerpo.

Se supone que leptina le dirá al cerebro que no necesitamos comer y La forma en que funciona es relativamente simple:

  • Esta hormona es producida por las células grasas del cuerpo. Cuanto más grasa corporal transportan, más leptina producen (7).

7. https://www.nature.com/articles/nm1195-1155

  • La leptina es transportada por el torrente sanguíneo hasta el cerebro, donde envía una señal al hipotálamo (el área del cerebro que controla cuándo y cuánto comemos, entre otras MUCHAS cosas) (8).

8. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10766253

  • Las células grasas usan leptina para “decirle” al cerebro cuánta grasa corporal llevan. Mucha leptina le dice al cerebro que tenemos mucha grasa almacenada, mientras que los bajos niveles de leptina le dicen al cerebro que las reservas de grasa son bajas y que estamos en riesgo de inanición (9).

9. https://www.jci.org/articles/view/17490

Veamos el siguiente gráfico explicativo:

 

  • Comemos –> la grasa corporal aumenta –> la leptina sube –> comemos menos y ‘quemamos’ más.

O bien (y atentos a este aspecto que es MUY importante):

  • No comemos –> la grasa corporal baja –> la leptina baja –> comemos más y quemamos menos.

Este tipo de sistema se conoce como un circuito de retroalimentación negativa y es similar a los mecanismos de control para muchas funciones fisiológicas diferentes… como la respiración, la temperatura corporal, la presión arterial y otros.

La función principal de la leptina es enviar una señal al cerebro, “diciéndole” cuánta grasa se almacena en las células grasas del cuerpo.

Resistencia a la Leptina

La resistencia a la leptina podría ser una anomalía biológica en la obesidad. Las personas obesas acumulan más grasa corporal. Mas células grasas. Debido a que las células grasas producen leptina en proporción a su tamaño, las personas obesas también tienen niveles muy altos de leptina (10).

10. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/8532024/

Dada la forma en que se supone que funciona la leptina, estas personas no deberían estar comiendo, ¿no? Tu cerebro debería saber que tienen mucha energía almacenada. Debería parar. Estar saciado.

Sin embargo, el problema es que la señal que envía esa leptina no funciona. Hay una tonelada entera de leptina flotando alrededor, pero el cerebro no “ve” que está allí (11).

11. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3281561/

Esta afección se conoce como resistencia a la leptina. Actualmente se cree que es una anomalía biológica que afecta en la obesidad humana (12).

12. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23359004

Cuando el cerebro no recibe la señal de la leptina, erróneamente piensa que el cuerpo está muriendo de hambre, aunque tiene más que suficiente energía almacenada. Esto hace que el cerebro cambie nuestra fisiología y comportamiento para recuperar la grasa que el cerebro cree que nos falta (13,14,15):

13. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10215564
14. http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1046/j.1365-2281.1998.00129.x/full
15. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3104762/

¿Y qué sucede? Comemos más: El cerebro piensa que DEBEMOS comer para no morirnos de hambre.

¿Y además? Reducción del gasto de energía: El cerebro piensa que necesitamos conservar energía, por lo que nos hace sentir más perezosos y nos hace quemar menos calorías en reposo. Disminuye el gasto energético basal.

De esta manera, comer más y hacer menos ejercicio no es la causa del aumento de peso, es la consecuencia de la resistencia a la leptina, un defecto hormonal (16).

16. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16932334

Para la gran mayoría de las personas, intentar ejercer inhibición cognitiva (fuerza de voluntad) sobre la señal de inanición impulsada por la leptina es casi imposible. La batalla está PERDIDA.

Las personas obesas tienen niveles altos de leptina, pero la señal de esa leptina no funciona debido a una afección conocida como resistencia a la leptina. La resistencia a la leptina puede causar más hambre y reducir el gasto de energía.

La Pérdida de Peso Reduce la Leptina, por lo que el Cerebro Trata de Ganar Peso de Nuevo

Quizás ahora entiendas un poco mejor el por qué la mayoría de las “dietas” no proporcionan buenos resultados a largo plazo. Este es un problema bien conocido en los estudios de pérdida de peso. Las dietas que se basan en períodos de tiempo son tan ineficaces que cuando alguien pasa de obeso a delgado, es visto como material de interés mediático incluso.

La verdad es que cuando se trata de perder peso, el éxito a largo plazo es la excepción, NO la regla.

Hay muchas razones posibles para esto, pero la investigación está mostrando que la leptina puede tener mucho que ver con esto (17,18).

17. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9013745
18. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23555620

Bajar de peso reduce la masa grasa, lo que lleva a una reducción significativa en los niveles de leptina, pero el cerebro no necesariamente revierte su resistencia a la leptina. Cuando la leptina baja, esto provoca hambre, aumento del apetito, disminución de la motivación para hacer ejercicio y disminución de la cantidad de calorías quemadas en reposo (19,20).

19. http://ajcn.nutrition.org/content/68/4/794.abstract
20. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2430504/

Básicamente, la leptina reducida hace que el cerebro piense que estás hambriento, y así se inician todo tipo de mecanismos poderosos para recuperar la grasa corporal que cree perdida (y la que has podido perder de verdad) pensando erróneamente que nos está protegiendo de la inanición.

En otras palabras, el cerebro defiende activamente la mayor cantidad de masa grasa, usando fuertes fuerzas bioquímicas que nos obligan a comer para recuperar el peso perdido.

La mayoría de las personas que hacen dietas estarán familiarizadas con esto. ¿Te suena?, la pérdida de peso es a menudo fácil al principio, especialmente cuando la motivación es alta, pero muy pronto el hambre, los antojos y un deseo que reduce las ganas de ejercicio llega.

Una vez más. Tienes la batalla PERDIDA.

Esta es la razón principal por la que tantas personas experimentan de forma constante ese efecto “yo-yo” y pierden una cantidad significativa de peso, sólo para recuperarla luego (y un poco más).

Cuando las personas pierden grasa, los niveles de leptina disminuyen significativamente. El cerebro interpreta esto como una señal de inanición, cambiando nuestra biología y comportamiento para hacernos recuperar la grasa perdida.

¿Qué Causa la Resistencia a la Leptina?

Según el Dr. Guyenet, se han identificado varios mecanismos celulares detrás de la resistencia a la leptina. Estos incluyen (21,22):

21. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3319208/
22. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3248304/

  • Inflamación: La señalización inflamatoria en el hipotálamo es probablemente una causa importante de resistencia a la leptina tanto en animales como en humanos.
  • Ácidos grasos libres: El hecho de tener elevados los ácidos grasos libres (triglicéridos) en el torrente sanguíneo puede aumentar los metabolitos de las grasas en el cerebro e interferir con la señalización de la leptina.
  • Tener niveles elevados de leptina: Tener niveles elevados de leptina en primer lugar parece causar resistencia a la leptina.

Prácticamente todos estos factores se incrementan en la obesidad. Con lo que esto puede formar un círculo vicioso en el que la gente engorda y se vuelve cada vez más resistente a la leptina con el paso del tiempo. Y empieza de nuevo.

Las causas potenciales de la resistencia a la leptina incluyen inflamación, ácidos grasos libres elevados en plasma y niveles altos de leptina. Los tres se incrementan en la obesidad.

Lo que la Ciencia Sabe Acerca de Cómo Revertir la Resistencia a la Leptina

La mejor manera de saber si eres resistente a la leptina es mirarse en el espejo. Si tienes mucha grasa corporal, especialmente en el área del vientre, entonces es casi seguro que tengas cierta resistencia a la leptina.

Una clave para prevenir (o revertir) la resistencia a la leptina es reducir la inflamación inducida por la dieta.

Hay varias cosas que puedes hacer:

  • Evitar alimentos procesados: Los alimentos altamente procesados pueden comprometer la integridad del intestino y provocar inflamación (23).

23. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19755625

  • Ingerir fibra soluble: Comer fibra soluble puede ayudar a mejorar la salud intestinal, mejorar la saciedad y proteger contra la obesidad (24).

24. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18031592

  • Ejercicio: La actividad física puede ayudar a revertir la resistencia a la leptina (25).

25. http://ajcn.nutrition.org/content/73/2/240.full

  • Sueño: El mal sueño ha estado implicado en problemas con la leptina (26).

26. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15531540

  • Disminuir los triglicéridos en sangre: Tener niveles altos de triglicéridos en la sangre puede impedir el transporte de leptina desde la sangre hasta el cerebro (27). Una manera de reducir los triglicéridos es reducir la ingesta de carbohidratos (28).

27. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15111494
28. http://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa022637

  • Ingerir proteína suficiente: esto puede causar pérdida de peso automática. Hay muchas razones para ello, pero una de ellas puede ser una mejora en la sensibilidad a la leptina (29).

29. http://ajcn.nutrition.org/content/82/1/41.long

¿Alguna de estas recomendaciones te resulta familiar? Éstas son muchas de las mismas cosas que generalmente asociamos con la buena salud y que recomendamos casi en cada artículo.

Comer comida real, mantener un intestino sano, hacer ejercicio, dormir bien, etc. Todo ello depende de ti. ¿Te parece un esfuerzo?

Conclusiones

La obesidad no es solamente causada por pereza o falta de voluntad del sujeto.

Hay fuertes fuerzas bioquímicas en juego que son impulsadas principalmente por los hábitos de vida.

Una dieta basada en alimentos ultra-procesados, poca comida real y una vida sedentaria no convierte a las personas en glotonas y perezosas, sino que altera nuestra biología de una manera que cambia nuestro comportamiento.

Aunque las causas de la obesidad son complicadas y diversas, la resistencia a la leptina es una razón por la que las personas aumentan de peso y tienen dificultades para perderlo luego.

La leptina es la “hormona maestra” de la regulación de la grasa corporal. Pero recuerda: es un factor, entre otros muchos.

About Darío Santana

Director Fisicología Online

Quizás Te Interese

6 Aspectos que Relentizan Tu Metabolismo

Mantener el metabolismo en un funcionamiento óptimo es crucial para perder peso, mantenerlo y mejorar …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *