Inicio > Nutrición > Pérdida de Peso > 3 Claves en la Pérdida de Grasa

3 Claves en la Pérdida de Grasa

Vamos directamente al grano…

Muchos “quemadores de grasa” y otros productos afirman que aumentan la oxidación de la grasa para ayudarte a perder grasa.

Si bien puede ser cierto que hay pruebas de que un “quemador de grasa” en cuestión podría aumentar la oxidación de la grasa (oxidación es el término científico para “quemar”), por lo general sólo lo es en cantidades pequeñas y prácticamente irrelevantes. Además, una mayor oxidación de la grasa no significa necesariamente que terminarás con menos grasa en tu cuerpo de forma general, ya que lo más importante es el RATIO de oxidación global, y no de un momento determinado.

Revisa el siguiente artículo donde hablamos sobre diferentes sustancias termogénicas:

Quemadores de Grasa ¡En Análisis!

Debemos recordar que la masa de grasa en tu cuerpo se reduce por la oxidación de la misma, pero también aumenta por el almacenamiento de grasa. Incluso si maximizas tu tasa de oxidación de grasa, tener un mayor almacenamiento de grasa todavía te dejará en ‘ganancia’ de grasa.

Un ejemplo de dónde esto es engañoso es la popular dieta de LCHF (low carb, high fat) que afirma aumentar tu oxidación de grasa y esto es cierto, pero lo que a veces se olvida mencionar es que el aumento de la oxidación de grasa se debe simplemente a un mayor almacenamiento de grasa porque estás comiendo más grasa, con lo que sino se tiene en cuenta la ingesta total, puede ser que esta estrategia no sea efectiva y no veas resultados.

El principio básico es que el cuerpo almacenará lo que comas (ya sea carbohidratos almacenados como glucógeno o grasas almacenadas en sus diferentes zonas de reserva) y “quemará” más del tipo de energía más disponible; grasa o carbohidratos.

La conclusión es que tu cuerpo es más inteligente de lo que piensas y que realmente no importa si comes más carbohidratos o grasas, el equilibrio a largo plazo de la grasa de tu cuerpo y las reservas de glucógeno tiende al equilibrio, así como el uso de las diferentes fuentes energéticas.

Incluso si haces cardio de baja intensidad (que “quema” proporcionalmente más grasa durante tu entrenamiento), tu cuerpo equilibrará esto usando más carbohidratos y menos grasa durante todo el día después de tu entrenamiento!

Al final, los depósitos de grasa sólo pueden reducirse a largo plazo si se tiene un déficit calórico.

Espero que estos 3 consejos básicos y precisos te sirvan de ayuda en tu proceso de pérdida de grasa.

REFERENCIAS:

  1. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19833807

About Darío Santana

Director Fisicología Online

Quizás Te Interese

10 Sencillos Hábitos Que Pueden Ayudarte en la Mejora de la Composición Corporal

Sin importar cuáles sean sus metas, mejorar la composición corporal puede ser un arduo camino …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *