domingo , agosto 19 2018
Inicio > Nutrición > 9 Razones Para NO COMER Productos Ultraprocesados

9 Razones Para NO COMER Productos Ultraprocesados

Los alimentos procesados no son lo mejor para tu salud, y no estamos descubriendo nada nuevo. Son uno de los principales contribuyentes a la obesidad y la enfermedad en todo el mundo.

¿Cómo lo sabemos?

  • Cada vez que una población adopta una dieta occidental alta en alimentos procesados, enferman.
  • Ocurre en pocos años. Sus genes no cambian, su comida sí.

Alimentos Reales vs. Alimentos Procesados

La palabra “procesado” a menudo causa cierta confusión, así que aclararemos lo que quiero decir.

Obviamente, la mayoría de los alimentos que comemos son procesados de alguna manera. Las manzanas se cortan de los árboles, la carne molida se muele en una máquina o el aceite se obtiene del prensado de una determinada materia prima.

Pero hay una diferencia entre el procesamiento mecánico y el procesamiento químico.

Si es un alimento de un solo ingrediente sin químicos añadidos, entonces no importa si ha sido molido o puesto en un frasco. Sigue siendo comida de verdad.

Sin embargo, los alimentos que han sido procesados químicamente y elaborados únicamente a partir de ingredientes refinados y sustancias artificiales, son lo que generalmente se conocen como alimentos procesados.

En este artículos veremos 9 razones por las que los alimentos procesados son malos para tu salud.

1. Alto Contenido de Azúcar y Jarabe de Maíz con Alto Contenido en Fructosa

Los alimentos procesados suelen estar cargados con azúcar añadida… o su gemelo malvado, el jarabe de maíz alto en fructosa.

Es bien sabido que el azúcar, cuando se consume en exceso, es seriamente dañino. Como todos sabemos, el azúcar son calorías “vacías” – no tiene nutrientes esenciales, sino una gran cantidad de energía.

Pero las calorías vacías son sólo la punta del iceberg cuando se trata de los efectos dañinos del azúcar…

  • Muchos estudios observan que el azúcar puede tener efectos devastadores sobre el metabolismo que van mucho más allá de su contenido calórico (1).
  • Puede provocar resistencia a la insulina, triglicéridos elevados, aumento en los niveles de colesterol LDL o aumento de la acumulación de grasa en el hígado y la cavidad abdominal (2, 3).
  • No es de sorprender que el consumo de azúcar esté fuertemente asociado con algunas de las principales causas de muerte en el mundo… incluyendo enfermedades cardíacas, diabetes, obesidad y cáncer (4, 5, 6, 7, 8).

La mayoría de las personas no están poniendo cantidades masivas de azúcar en su café, sino que lo están obteniendo de alimentos procesados y bebidas endulzadas con azúcar y sus derivados.

Los alimentos y bebidas procesados son las mayores fuentes de azúcar añadida en la dieta. El azúcar no aporta NADA, es muy poco saludable y puede tener efectos adversos graves en el metabolismo cuando se consume en exceso.

2. Están Diseñados Para el Sobreconsumo

Todos queremos comer buena comida. Es la naturaleza humana.

La evolución nos proporcionó papilas gustativas que se supone que nos ayudan a navegar por el entorno natural de los alimentos. Nuestro apetito gravita hacia los alimentos dulces, salados y grasos, porque sabemos que estos alimentos contienen energía y nutrientes que necesitamos para sobrevivir.

Obviamente, si un fabricante de alimentos quiere tener éxito y conseguir que la gente compre su producto, tiene que saber bien.

Pero hoy, la competencia es feroz. Hay muchos fabricantes de alimentos diferentes, todos compitiendo entre sí. Por esta razón, se gastan enormes recursos en hacer que los alimentos sean lo más deseables posible. Muchos alimentos procesados han sido diseñados para ser tan increíblemente “gratificantes” para el cerebro, que super a cualquier cosa que nos hayamos encontrado en la naturaleza.

Tenemos mecanismos complicados en nuestros cuerpos y cerebros que se supone que regulan el equilibrio energético (cuánto comemos y cuánto quemamos) que, hasta hace muy poco en la historia evolutiva, trabajaban para mantenernos en un peso saludable.

  • Hay bastante evidencia de que el valor de recompensa de los alimentos puede pasar por alto nuestro mecanismo de defensa innato y hacernos empezar a comer mucho más de lo que necesitamos, tanto que comenzamos a comprometer nuestra salud (9, 10).
  • Esto también se conoce como la “hipótesis de la recompensa alimentaria de la obesidad”.
  • La verdad es que los alimentos procesados son tan increíblemente gratificantes para nuestros cerebros que afectan nuestros pensamientos y comportamiento, haciéndonos comer más y más hasta que finalmente nos enfermamos.
  • La buena comida es buena, pero los alimentos que son diseñados para ser hiper gratificantes, efectivamente cortocircuitando nuestros frenos innatos contra el consumo excesivo, NO son buenos.

Los fabricantes de alimentos gastan enormes cantidades de recursos en hacer que sus alimentos sean lo más “gratificantes” posible para el cerebro, lo que conduce a un consumo excesivo.

3. Contiene Ingredientes Artificiales

Si miras la etiqueta de los ingredientes de un alimento procesado y empaquetado, lo más probable es que no tengas ni idea de cuáles son algunos de los ingredientes.

Eso se debe a que muchos de los ingredientes no son alimentos reales o materia prima real… son químicos artificiales que se agregan para varios propósitos.

Los alimentos altamente procesados a menudo contienen:

  • Conservantes: Productos químicos que evitan que los alimentos se deterioren.
  • Colorantes: Sustancias químicas que se utilizan para dar a los alimentos un color específico.
  • Saborizantes: Químicos que le dan al producto un sabor particular.
  • Texturizantes: Químicos que dan una textura particular.

Ten en cuenta que los productos procesados pueden contener docenas de sustancias químicas adicionales que ni siquiera aparecen en la etiqueta. Por ejemplo, un etiquetado con “sabor a” es una mezcla patentada. Los fabricantes no tienen que revelar exactamente lo que significa y por lo general se trata de una combinación de productos químicos.

Por esta razón, si ves “sabor artificial” en una lista de ingredientes, podría significar que hay 10 o más químicos adicionales que se mezclan para dar un sabor específico.

Por supuesto, la mayoría de estos productos químicos han sido supuestamente sometidos a pruebas de seguridad. Pero dado que las autoridades reguladoras siguen pensando que el azúcar y los aceites vegetales son seguros, tomemos esos “sellos de aprobación” de un modo conservador.

La mayoría de los alimentos altamente procesados están cargados con químicos artificiales, incluyendo saborizantes, texturizantes, colorantes y conservantes, lo que no significa que estos aditivos sean nocivos para la salud o que no sean seguros, pero deberíamos reducir el consumo de estos al ser, en definitiva, compuestos que encontraremos en este tipo de productos ultraprocesados. Si eliminamos el producto, eliminamos los aditivos.

4. Puede Generar Adicción o Comportamientos Adictivos

La naturaleza hiperpalatable de los alimentos procesados puede tener graves consecuencias para algunas personas. Algunas pueden literalmente volverse adictas a estos productos y perder completamente el control sobre su consumo.

Aunque la adicción a la comida es algo que la mayoría de la gente no conoce, es un gran problema en la sociedad actual. Es la razón principal por la que algunas personas no pueden dejar de comer estos alimentos, sin importar cuánto lo intenten.

  • Han tenido su bioquímica cerebral secuestrada por la intensa liberación de dopamina que ocurre en el cerebro cuando comen estos alimentos (11).
  • Esto está respaldado por muchos estudios. El azúcar y la comida chatarra altamente gratificante activan las mismas áreas en el cerebro que otras sustancias que generan adicción (12).

Para muchas personas, la comida chatarra puede “secuestrar” la bioquímica de su cerebro, lo que conduce a una adicción total y hace que pierdan el control sobre su consumo.

5. Son Altos en Carbohidratos Refinados

Hay mucha controversia con respecto a los carbohidratos en la dieta.

Algunas personas piensan que la mayoría de nuestra ingesta de energía debería provenir de los carbohidratos, mientras que otras piensan que deberían evitarse, como la peste. Pero una cosa en la que casi todo el mundo está de acuerdo es que los carbohidratos de los alimentos ENTEROS parecen ser mejores que los carbohidratos refinados.

  • Los alimentos procesados son a menudo altos en carbohidratos, pero generalmente es la variedad refinada.

Uno de los principales problemas es que los carbohidratos refinados o “simples” se descomponen rápidamente en el tracto digestivo, lo que provoca aumentos rápidos de los niveles de azúcar en sangre e insulina. Esto puede provocar antojos de carbohidratos unas horas más tarde, cuando los niveles de azúcar en sangre bajan de nuevo. Este fenómeno o sensación es bien conocido por todas aquellas personas que, de forma habitual, tienden a hacer más ingestas en el día donde, en varias de esas ingestas, la selección del alimento no es la adecuada.

  • No es sorprendente que comer muchos carbohidratos refinados esté asociado con efectos negativos para la salud y muchas enfermedades crónicas (13, 14, 15).
  • NO te dejes engañar por etiquetas como “grano entero” o “integral” que a menudo se colocan en los paquetes de alimentos procesados, incluyendo los cereales de desayuno.
    Por lo general son granos enteros que han sido pulverizados en harina muy fina y son tan dañinos como sus contrapartes refinadas.
  • Si va a comer carbohidratos, obtenlos de alimentos enteros de un solo ingrediente, no de comida chatarra procesada.

Los carbohidratos que se encuentran en los alimentos procesados suelen ser carbohidratos refinados o “simples”. Estos conducen a picos rápidos en los niveles de azúcar e insulina en la sangre y causan efectos negativos en la salud.

6. Son Bajos en Nutrientes

Los alimentos procesados son extremadamente bajos en nutrientes esenciales en comparación con los alimentos enteros no procesados.

  • En algunos casos, se añaden vitaminas y minerales sintéticos a los alimentos para compensar lo que se perdió durante el procesamiento.
  • Sin embargo, los nutrientes sintéticos NO son un buen reemplazo para los nutrientes que se encuentran en los alimentos enteros.
  • Además, no olvidemos que los alimentos verdaderos contienen mucho más que las vitaminas y minerales estándar con las que todos estamos familiarizados. La comida real contiene miles de otros nutrientes que la ciencia apenas está comenzando a comprender.
  • Tal vez algún día inventemos una mezcla química que pueda reemplazar todos estos nutrientes, pero hasta que eso suceda… la única manera de obtenerlos en tu dieta es comer alimentos enteros y no procesados.
  • Cuanto más comas alimentos procesados, menos vitaminas, minerales, antioxidantes y varios oligoelementos obtendrá.

Hay muchos nutrientes que se encuentran en los alimentos enteros que no se encuentran en los alimentos procesados. Cuantos más alimentos procesados consumas, menos nutrientes obtendrás.

7. Son Bajos en Fibra

La fibra, especialmente la fibra soluble y fermentable, tiene varios beneficios.

  • Los alimentos procesados pueden tener menos fibra que las frutas, la avena o el salvado sin procesar. Una de las principales es que funcionan como prebiótico, alimentando las bacterias amigables en el intestino (16, 17).
  • También hay evidencia de que la fibra puede retardar la absorción de carbohidratos y ayudarnos a sentirnos más satisfechos con menos calorías (18, 19).
  • La fibra soluble también puede ayudar a tratar muchos casos de estreñimiento, que es un problema muy común hoy en día (20).
  • La fibra que se encuentra naturalmente en los alimentos a menudo se pierde durante el procesamiento o se extrae intencionalmente. Por lo tanto, la mayoría de los alimentos procesados son muy bajos en fibra.

La fibra soluble y fermentable tiene varios beneficios importantes para la salud, pero la mayoría de los alimentos procesados son muy bajos en fibra debido a que se pierde o se elimina intencionalmente durante el procesamiento.

8. Requieren Menos Tiempo y Energía Para su Digestión

Los fabricantes de alimentos quieren que sus productos alimenticios procesados tengan una larga vida útil. También quieren que cada lote del producto tenga una consistencia similar y que sus alimentos se consuman fácilmente.

Dada la forma en que se procesan los alimentos, a menudo son muy fáciles de masticar y tragar. A veces, es casi como si se derritieran en tu boca.

  • La mayor parte de la fibra ha sido extraída y los ingredientes son nutrientes refinados y aislados que no se asemejan a los alimentos enteros de los que proceden.
  • Una consecuencia de esto es que se necesita menos energía para comer y digerir los alimentos procesados.
  • Podemos comer más de ellos en menos tiempo (más calorías) y también quemamos menos energía (menos calorías) digiriéndolos de lo que lo haríamos si fueran alimentos enteros sin procesar.
  • Un estudio en 17 hombres y mujeres sanos comparó la diferencia en el gasto energético después de consumir una comida procesada versus una comida basada en alimentos enteros (21).
    • Comieron un sándwich, ya sea con pan multigrano y queso cheddar (alimentos enteros) o con pan blanco y queso procesado (alimentos procesados).
    • Resultó que quemaron el doble de calorías digiriendo la comida no procesada.
    • El Efecto Térmico de los Alimentos (TEF) es una medida de cuánto los diferentes alimentos estimulan el gasto de energía después de comer. Totaliza alrededor del 10% del gasto total de energía (tasa metabólica) en la persona promedio.
    • Según este estudio, las personas que comen alimentos procesados reducirán su TEF a la mitad, reduciendo efectivamente la cantidad de calorías que queman a lo largo del día.

Sólo quemamos la mitad de calorías digiriendo y metabolizando los alimentos procesados en comparación con los alimentos enteros. ¿Alguna razón más para desecharlos de tu alimentación?

9. Son Altos en Grasas Trans

Los alimentos procesados a menudo tienen un alto contenido en grasas no saludables. Aquí hablamos más sobre la grasa saturada (y porqué NO DEBES TENERLE MIEDO).

  • Ahora bien, las grasas TRANS son otra cosa.

Los productos ultraprocesados contienen grasas baratas, aceites vegetales y de semillas refinados (como el aceite de soja) que a menudo son hidrogenados… lo que los convierte en grasas trans (sólidas a temperatura ambiente).

  • Los aceites vegetales son extremadamente poco saludables y la mayoría de la gente ya está comiendo demasiado.
  • Estas grasas contienen cantidades excesivas de ácidos grasos Omega-6, que pueden provocar oxidación e inflamación en el organismo (22, 23).
  • Varios estudios muestran que cuando las personas comen más de estos aceites, tienen un riesgo significativamente mayor de enfermedad cardiaca, que es la causa más común de muerte en los países occidentales hoy en día (24, 25, 26).
  • Si las grasas están hidrogenadas, eso las empeora aún más. Las grasas hidrogenadas (trans) están entre las sustancias más insalubres que puedes darle a tu cuerpo (27).

La mejor manera de evitar los aceites de semillas y las grasas trans es evitar los alimentos procesados. En su lugar, come grasas reales como aceite de coco y aceite de oliva, aguacate o la grasa contenida en alimentos de origen animal, tanto carnes como pescados.

Conclusiones

  • Cuando reemplazamos alimentos reales como el pescado, la carne, las frutas y las verduras por comida chatarra procesada, aumentamos nuestro riesgo de enfermedad y peor salud.
  • Los alimentos reales son la clave para una buena salud, los alimentos procesados no. No hay mucho más que decir.

Si te ha gustado el artículo, ¡comparte!

NOTA IMPORTANTE: fisicologia.com es un blog de traducción de artículos desde el inglés al castellano. El contenido de los mismos pertenece a su blog/web de origen y al autor/es que redactan el mismo. Al final de cada artículo siempre se adjunta el enlace original. Las referencias bibliográficas en este mismo artículo han sido enlazadas desde su fuente original.

Artículo Original: https://www.medicalnewstoday.com/articles/318630.php

About Darío Santana

Director Fisicología Online

Quizás Te Interese

3 Simples Pasos, Basados en Ciencia, Que Te Ayudarán a Perder Peso

Hay muchas maneras de perder mucho peso ‘rápidamente’… Sin embargo, la mayoría de ellas te harán …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *