Inicio Nutrición Dieta Cetogénica – Parte II, Sobre la Flexibilidad Metabólica