This search form (with id 1) does not exist!

5 Errores Que Evitan Que Consigas Tus Objetivos

Hay una razón por la que la mayoría de los objetivos de salud y acondicionamiento físico se convierten en puro y absoluto fracaso en cuestión de unas pocas semanas, especialmente en algunas épocas del año. El cambio es difícil, pero tampoco es aceptable encasillar tus metas antes de que empiecen con una mentalidad mágica de arreglo rápido que te dejan luego peor que nunca.

Si tienes problemas para lograr tus irreales metas de entrenamiento, lo más probable es que estés cometiendo uno de estos errores fundamentales. Es hora de hacer un cambio positivo y sostenible para mejorar tu entrenamiento, tu nutrición y tu VIDA.

Aquí están los cinco errores más grandes que estás cometiendo y que te están impidiendo lograr el cuerpo, la salud y los objetivos que te esfuerzas por lograr, y están dejando tu frustración y dolor en el proceso, y las herramientas para finalmente lograr esas metas tuyas de una vez por todas.

No Tienes Metas Objetivamente Definidas, Realistas y Objetivas

  • Las personas que realmente quieren hacer cambios formidables en la forma en la que se ven, necesitan primero establecer metas objetivas y claramente definidas. Este concepto no es nada innovador y novedoso, pero las ciencias psicológicas y del comportamiento que se encuentran detrás del establecimiento de metas y los logros hablan por sí mismas.
  • Incluso para aquellas personas con las mejores “intenciones” de ponerse en forma y mejorar su salud, muchas veces un enfoque y un plan al azar pueden dejarles encasillados en resultados inferiores y crear una asociación negativa con el proceso de entrenamiento.
  • Todos lo hemos escuchado antes, la afirmación de que “la dieta y el ejercicio simplemente no funcionan para mí”. Pero si es imperativo que consigas lograr tus objetivos de salud y estar por encima de las profecías negativas que procuran tomar reinado sobre tu mente y colocar un techo de cristal arbitrario en tu capacidad de conseguir lo que te propongas.

Cuando se trata de hacer una tremenda modificación positiva en el estilo de vida, el entrenamiento y la nutrición son sólo herramientas para que construyas hábitos y cambios de comportamiento. Y no, no estamos hablando de soluciones rápidas o píldoras mágicas, sino más bien de los tipos de comportamientos que se forjan en cada uno de tus movimientos y pensamientos diarios y que se desarrollan y dominan tu ser con el paso del tiempo.

[box type=”info” align=”aligncenter” class=”” width=””] ¿Quieres ese cambio que revolucionará tu vida como la conoces para siempre? Genial, el proceso es tan simple como tener un plan claro y objetivo y ejecutarlo cada día. Sin objetivos, los resultados son aleatorios en el mejor de los casos. No te conformes con menos, ponte metas.[/box]

Deja Que El Ego (En Lugar De La Inteligencia) Dirija Tu Entrenamiento

Hay una delgada línea entre dejar que tu ego dicte tu entrenamiento o permitir que éste funcione positivamente para que contribuya a mejorar tu entrenamiento y obtener tus resultados.

  • Sería brutalmente deshonesto contigo si dijera que los más grandes, fuertes y resistentes levantadores y atletas de fuerza en el mundo no están al menos parcialmente impulsados por su propio ego. Sería contraproducente intentar sacar al ego de la ecuación, porque el ego es verdaderamente el combustible en el que se forjan los resultados a largo plazo.
  • Todos nos esforzamos por levantar pesas más pesadas y vernos mejor en el espejo, pero dando un paso atrás y dándonos cuenta de que, cuando esos objetivos se alcanzan, ese ego (en mayor o menor medida) a permitido que tengas una adherencia al entrenamiento, una correcta nutrición y un mejor estilo de vida. Una vez que te hayas puesto en el camino claro hacia el logro de la meta, el ego debería trabajar para ti, y no disuadirte de tu camino.

En ambientes internos y externos altamente competitivos, mantenerte objetivo en tus habilidades actuales puede ser difícil. Pero la verdadera señal de madurez es saber que ese ego inicial te llevará a u meta y, además, más allá.

[box type=”info” align=”aligncenter” class=”” width=””] Situarte en un paisaje mental de visión global te ayudará a mantener el camino hacia el éxito incluso en los momentos más difíciles, en los que tu naturaleza humanista querrá desviarse del rumbo. Si puedes ser real contigo mismo, y ganar el derecho de alcanzar metas a niveles de clase mundial, ese “ego” con el que has luchado durante toda tu carrera de mejoras comenzará a funcionar a tu favor en lugar de en tu contra.[/box]

No Tienes Idea De Lo Que Realmente Está Entrando En Tu Cuerpo

  • Hacer un cambio positivo en cualquier meta que te propongas alcanzar depende no sólo de que sepas dónde quieres terminar, sino también de cuál es tu ubicación actual. Cuando se trata de nutrición y dieta, no es de extrañar que la gran mayoría de la gente no tenga idea del contenido o cantidad de combustible que está entrando en su cuerpo.
  • Si bien no soy partidario de la idea de ser esclavo del teléfono para rastrear cada detalle de los alimentos y bebidas que entran en la boca, este arduo proceso tiene que ser el punto de partida para crear una línea de base de la planificación nutricional. ¿Qué es lo que impide que la gente inicie el proceso de “seguimiento” en primer lugar? La idea de que tendrán que adherirse a este proceso de por vida. Y esto simplemente no es cierto.
  • Hacemos un seguimiento de todo lo que hacemos con el fin de obtener datos para, con el tiempo, poder revisarlos y hacer las modificaciones que sean necesarias para seguir mejorando hacia nuestros objetivos. Esa es realmente la meta.
  • Una vez que hayas definido tu nivel de referencia de ingesta calórica y de macronutrientes, tomar medidas para alterar estratégicamente estos dos principios nutricionales fundamentales es el siguiente paso. Establezca tus calorías de acuerdo a tu objetivo, que por lo general es la pérdida de grasa o el desarrollo de la masa muscular, y si deseas dar un pequeño paso más, descompón tus macronutrientes (proteínas, grasas y carbohidratos) en proporciones más claramente programadas. Y sí, para la gran mayoría de las personas esta simple alteración de la ingesta producirá resultados.

[box type=”info” align=”aligncenter” class=”” width=””] No caigas víctima de las dogmáticas y altamente complejas estrategias nutricionales que inundan la red a menos que hayas dominado los fundamentos primero. Tristemente, tratar de entrenar y comer como dicen en los programas más avanzados y altamente complejos es la norma actual y es uno de los problemas más polarizantes en la salud de nuestra sociedad. Y luego nos preguntamos por qué la gente rompe la dieta, se quema y termina más gorda y enferma que antes. Primero, domina lo básico, haz pequeños cambios con el tiempo y gánate el derecho a complicar irracionalmente las cosas cuando llegue el momento.[/box]

Sólo Crees En Un Enfoque Estrictamente Dogmático

Hablando de posturas dogmáticas de miras al entrenamiento y a la nutrición, estos están literalmente robando tus progresos. El día en que empiezas a pensar que todos los que no creen al 110% exactamente lo que tú crees es el día en que te conviertes en un gurú dogmático del acondicionamiento físico, y eso nunca es algo bueno.

  • La creación de resultados dinámicos en tu salud, físico o rendimiento no depende de un solo enfoque perfecto, sino más bien de la sinergia de muchos métodos y técnicas para formular una programación y estrategia perfecta establecida de acuerdo a tus necesidades, tus niveles de habilidad actuales y tus objetivos específicos.
  • Tan pronto como evites el pensamiento equivocado de que sólo hay una manera de producir resultados notables en la fuerza, la hipertrofia o la funcionalidad, tus resultados serán ilimitados. Es tan simple como eso. Si se observa a alguien que encarna en su imagen lo que es vivir con destreza tanto física como en resistencia, está claro que hay un enfoque multifacético en la forma en que elige entrenar, comer y vivir. Esto se debe a que no hay dos personas iguales, y los resultados a largo plazo dependen de que identifiques y definas tu individualidad y planifiques, luego, en consecuencia.

[box type=”info” align=”aligncenter” class=”” width=””] Pero en vez de perder el tiempo, estando constantemente frustrado y enfadado crónicamente, ¿no preferirías ser lo mejor de ti mismo, y obtener resultados de una forma que es más personal para ti? Si contestas que no, entonces es mejor que compruebes tus prioridades. Vivir una vida físicamente exitosa se trata de averiguar qué es lo que funciona para ti, no importa lo que seas hasta cierto punto, y continuar dominándolo y mejorándolo con el tiempo.[/box]

Entrena Con Intensidad, Pero Alejado de Malas Prácticas

A estas alturas, probablemente ya te habrás dado cuenta de lo difícil que es desarrollar músculo, quemar grasa, ser muy fuerte o rendir a un nivel de élite. Pero, ¿sabes qué es aún más difícil? Tratar de alcanzar esas metas mientras tu cuerpo está siempre y crónicamente cansado.

  • De ninguna manera las lesiones deben convertirse en un “precio a pagar” común en el entrenamiento de fuerza. Si eres un levantador que es la viva imagen de una profecía de lesión autocumplida que literalmente puede predecir su propia muerte ortopédica con precisión de reloj, lo más probable es que tu tengas la culpa.
  • Aunque las lesiones a veces ocurren al azar, en muchos casos son signos de negligencia o falta de programación adecuada, ejecución o detalles, pero la mayoría de las veces las lesiones ocurren debido a tu falta de juicio y enfoque. Y sí, esto va para las actividades dentro y fuera del gimnasio.
  • Las lesiones ocurren a veces, y ocasionalmente, están fuera de nuestro control. Peor aún es continuar con el entrenamiento como si nada hubiera pasado y forzar a ejecutar movimientos dolorosos y repeticiones innecesarias sólo para auto-justificar un entrenamiento a medias.

[box type=”info” align=”aligncenter” class=”” width=””] Todos hemos sido culpables de sufrir lesiones prevenibles en algún momento, pero recuerda que lo que quieres es poder entrenar por el resto de tu vida. Si nunca arreglas lo que está roto, tu salud ortopédica, y tu progresos, siempre serán dejados al azar. Aprende tu lección, estudia, pregunta a los profesionales, déjate asesorar y concéntrate en trabajar en lo que hay que hacer hoy para poder entrenar mañana. [/box]

Y tal vez, si llevas a cabo todas las estrategias,  si tienes suerte comenzarás a experimentar un fenómeno que rara vez ocurre: la consecución de tus objetivos iniciales y el planteamiento de metas mayores.

Si te ha gustado ¡comparte!

Something is wrong.
Instagram token error.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *