lunes , noviembre 19 2018
Inicio > Nutrición > Estilo de Vida > Dieta Antiinflamatoria & Longevidad

Dieta Antiinflamatoria & Longevidad

Una nueva investigación publicada en el Journal of Internal Medicine sugiere que una dieta que incluye alimentos como frutas y verduras, y que en su mayoría evite los productos procesados, está asociada con un menor riesgo de muerte a una edad temprana.

La investigación fue dirigida por Joanna Kaluza, DSc, profesora asociada de la Warsaw University of Life Sciences, en Varsovia, Polonia.

  • Se examinaron 68.273 hombres y mujeres suecos de entre 45 y 83 años de edad.
  • El estudio dio seguimiento a las personas durante 16 años, y los que siguieron una dieta principalmente antiinflamatoria tenían un riesgo 18% menor de mortalidad por todas las causas, 13% menos de riesgo de morir de cáncer y 20% menos de riesgo de morir de enfermedad cardiaca.

¿Qué es una Dieta Antiinflamatoria?

Ali Webster, PhD, RD, director asociado de comunicaciones sobre nutrición de la International Food Information Council Foundation, lo describió como un tipo de dieta que se centra en los alimentos ricos en nutrientes -especialmente los antioxidantes- que se han relacionado con “la reducción de los marcadores de inflamación en nuestro organismo”.

“Sus actores clave son alimentos como frutas, verduras, legumbres, grasas saludables -como las que provienen del aceite de oliva y el aguacate-, pescado, nueces y chocolate negro”, según Webster. “El vino tinto es a veces considerado un componente de una dieta antiinflamatoria, aunque debe ser consumido con moderación.”

  •  Si están pensando que eso suena muy parecido a la popular dieta mediterránea, tienes razón.

Webster explicó que una dieta antiinflamatoria es básicamente un “término de moda que describe las recomendaciones establecidas sobre comer saludablemente”.

Dana Hunnes, PhD, MPH, RD, dietista senior del Centro Médico de UCLA, agrega que “cualquier cosa que sea densa en nutrientes con “muchas vitaminas, minerales y color, de una fuente natural sería un componente ideal de esta dieta”.

  • Sin embargo, una dieta antiinflamatoria no se trata sólo de lo que comemos, sino de lo que no comemos.
  •  Webster enfatizó que los alimentos ricos en sal, grasas saturadas, azúcar y carbohidratos refinados deben ser limitados o evitados.

“Cuando este tipo de alimentos se consumen en exceso, se relacionan con marcadores más altos de inflamación, que se relacionan con casi todos los tipos de enfermedades crónicas, y presentan un mayor riesgo de cáncer y diabetes”.

“La inflamación es un proceso complicado que ni siquiera los científicos más conocedores comprenden del todo”, según Webster. “Pero hay algunas investigaciones que apoyan que comer las cantidades recomendadas de alimentos como frutas, verduras, grasas saludables y granos enteros puede reducir el riesgo de enfermedades crónicas que tienen un componente inflamatorio, como las enfermedades cardiovasculares, la diabetes tipo 2 y algunos tipos de cáncer”.

Entonces, ¿qué hace que estos Alimentos sean tan Inherentemente Saludables?

“Principalmente, son los antioxidantes. Los ácidos grasos omega-3 son antioxidantes y antiinflamatorios, pero es mejor en su forma completa que en un suplemento. Las frutas y verduras son pepitas empaquetadas de antioxidantes y antiinflamatorios”, según Hunnes. “Nuestros antepasados comían una dieta basada principalmente en plantas que no había sido procesada,[y] eso es lo que, evolutivamente, se supone que debemos comer para tener buena salud”.

Hunnes enfatiza en que los beneficios a largo plazo de cambiar a una dieta antiinflamatoria superan con creces los costos inmediatos a nivel económico, ya que vemos como muchos productos procesados o ultraprocesados tienen un muy bajo coste, y esta es una de las razones por las que muchas personas los consumen.

“Invertir en la propia salud es algo importante. Aunque puede haber algunos costos iniciales de cambiar a este tipo de dieta, de los cuales todos se beneficiarían, la cantidad que se ahorraría en costos de salud realmente vale la pena”.

Otros Datos

  • Las personas también deben saber cómo pueden interaccionar ciertos alimentos con cualquier medicamento que estén tomando antes de hacer un cambio importante en la dieta.
  • “Las personas que toman ciertos anticoagulantes necesitan controlar su ingesta de vitamina K. La vitamina K es alta en muchas verduras. Aparte de estos valores atípicos, realmente hay poco riesgo cuando se mejora la dieta y se incluyen más grasas saludables, color y granos enteros.”
  • Hunnes agregó que el único potencial negativo en el que podría pensar sería el estreñimiento temporal o gases a medida que el cuerpo se acostumbra a comer “los alimentos ricos en fibra que todos deberíamos estar comiendo”.
  • “Establecer pequeñas metas para ajustar gradualmente la forma en que come puede facilitar la transición y establecer hábitos saludables que se mantengan en el tiempo”.
Something is wrong.
Instagram token error.

 Fuente: https://www.healthline.com/health-news/anti-inflammatory-diet-linked-to-reduced-risk-of-early-death

Acerca De Darío Santana

Director Fisicología Online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *