This search form (with id 1) does not exist!

Ingesta de Proteína y Daño Renal, Nuevos Datos

Un mito ampliamente difundido y controvertido es aquel que dice que las dietas ‘ricas en proteínas’ pueden causar daño en la función renal en adultos sanos.

Nuevos datos de los investigadores de la Universidad McMaster nos llegan en este metaanálisis que revisó docenas de estudios en los que han participado cientos de participantes.

EL Metaanálisis

Publicado en el Journal of Nutrition, ésta revisión desafía la idea que tenemos sobre una dieta rica en proteínas y la disfunción renal.

Esta noción patológica nació allá por los años ’80 y sugería que el procesamiento de grandes cantidades de proteínas conducían a la disminución y empeoramiento progresivo de la función renal con el paso del tiempo.

“Este ha sido un concepto que ha existido en los últimos casi 50 años” comentó Stuart Phillips, profesor de la Universidad McMaster quien supervisió el estudio.

“Sin embargo, el hecho es que NO HAY EVIDENCIA alguna que apoye esta hipótesis. Incluso, la evidencia muestra todo lo contrario: más proteína no sólo no disminuye la función renal, sino que la aumenta”.

El impacto de la proteína en la función renal ha sido siempre tema de debate, particularmente en la tasa de filtración glomerular (GFR, por sus siglas en inglés) que es una prueba que mide la efectividad con la que los riñones filtran la sangre y eliminan las sustancias de desecho.

“Aunque existe una amplia evidencia que muestra los beneficios de un mayor consumo de proteínas, algunos profesionales aún siguen temiendo, y recomendando, que pueda causar daño renal” Michaela Devries-Aboud.

“Con estos hallazgos hemos demostrado que una dieta rica en proteínas es segura” afirmó. De hecho, “debería ser vista como una herramienta importante en la salud muscular a lo largo de la vida.”

La Metodología

Los investigadores analizaron datos de 28 artículos que datan desde 1975 a 2016, examinando los efectos de una ingesta baja/normal en proteínas versus dietas altas en proteínas sobre la TFG en sujetos adultos sanos.

Más de 1.300 participantes, con inclusión de sujetos sanos, con sobrepeso, con diabetes tipo 2 y/o presión arterial elevada. Ninguno de los participantes fue diagnosticado previamente de enfermedad renal crónica.

El ejemplo de dieta rica en proteínas era aprox. de 1.5 gr/kg/día, lo que supone, al menos, un 20% de la ingesta total diaria o, al menos, 100 gramos netos de proteína/día.

“Simplemente, no hay evidencia que vincule una dieta alta en proteínas con la enfermedad renal en individuos sanos o en aquellos que pueden estar en riesgo de enfermedad renal debido a condiciones como la obesidad, la hipertensión o incluso la diabetes tipo 2” aseguró Devries-Aboud.

Conclusiones

Muchos expertos en salud hablan continuamente sobre ello, y es que los beneficios de la proteína en todos los grupos de población  son importantes para una mejor calidad de vida.

Por ejemplo:

  • Estimulan el Metabolismo
  • Aumentan la Saciedad
  • Promueve la Pérdida de Grasa
  • Ayuda a Construir Músculo
  • Ayuda a Preservar el Músculo, especialmente en personas de edad avanzada.
  • entre otras.

Según Phillips, “la proteína no causa daño renal y esta afirmación carece de cualquier soporte. Es un concepto al que deberíamos ponerle fin”.

Something is wrong.
Instagram token error.

Enlace al artículo original:https://medicalxpress.com/news/2018-11-high-protein-diet-affect-kidney-function.html
Enlace al estudio: https://academic.oup.com/jn/article-abstract/148/11/1760/5153345?redirectedFrom=fulltext


Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *